/  Mensajes  /  CONOCIENDO NUESTROS MIEMBROS: UNION – Turquía
Mensajes

CONOCIENDO NUESTROS MIEMBROS: UNION – Turquía

CONOCIENDO NUESTROS MIEMBROS: UNION – Turquía

Estimados amigos,

Con el objetivo de ir conociendo más a todos nuestros miembros, más abajo encontrarán entrevista realizada a nuestro miembro más reciente: UNION (Turquía) en la persona de su Presidente –Marc Buker

1) La Asociación de Antiguos Alumnos de las Escuelas Francesas de Turquía celebrará su 32º aniversario. Marc, ¿cuál crees que es la principal contribución de la Asociación de Antiguos Alumnos para las nuevas generaciones y en general para su entorno social en Estambul/Turquía?

Nuestra UNION des Anciens Elèves des Ecoles Françaises de Turquie reúne a los antiguos alumnos de seis escuelas diferentes: los liceos Notre Dame de Sion, Saint-Benoît, Saint-Joseph d’Istanbul, Saint-Joseph d’Izmir, Saint-Michel y Sainte-Pulchérie, fundados por diversas congregaciones católicas y que educan hoy a más de 6.000 alumnos. Son escuelas centenarias, la más antigua de las cuales, la de San Benito, data del siglo XVI. Cada una de estas escuelas tiene su propia asociación y cada antiguo alumno puede unirse a la asociación de su escuela. La principal contribución de la UNIÓN es que reúne, bajo un mismo paraguas, a todos los antiguos alumnos de las seis escuelas francesas de Turquía, sin ninguna distinción. En una época de globalización y de importancia de las redes, nuestra UNIÓN ha contribuido a reunir a hombres y mujeres que han recibido la misma educación, que comparten la misma visión abierta y tolerante del mundo y que pueden, juntos, tomar iniciativas más globales y ambiciosas. Desde 1989, la UNIÓN ha reunido así todas la fuerza de los antiguos alumnos para organizar exposiciones, conferencias y acciones en las que participan nuestras seis escuelas y todos los antiguos alumnos.
@Secundaria2) ¿Qué actividades concretas realiza la Unión?

La UNIÓN contribuye al desarrollo de nuestras escuelas en estrecha colaboración con la Federación de Escuelas Católicas Francesas de Turquía, que agrupa a los superiores de las congregaciones fundadoras de nuestras escuelas. Ponemos a disposición de los antiguos alumnos de nuestros centros lugares de encuentro durante nuestras actividades, videoconferencias o medios sociales (facebook, linkedin, instagram, entre otros). Organizamos actividades en lugares prestigiosos y simbólicos (como la sede internacional de la UNESCO o la OCDE, donde celebramos nuestros aniversarios de 30 y 20 años) para promover nuestro movimiento de antiguos alumnos y la filosofía abierta de nuestras escuelas.  Durante el reciente periodo de confinamiento, tuvimos que transformar nuestras reuniones en virtuales, lo que nos permitió reunir a unionistas que viven en todos los continentes durante nuestra serie de videoconferencias, especialmente la titulada «Unión sin fronteras». Incluso celebramos el 150º aniversario del colegio San José de Estambul por videoconferencia, con la participación de toda la comunidad de San José, todos los directores de nuestros colegios, todos nuestros ex alumnos, los Hermanos Superiores, el Embajador de Francia en Turquía y la COFAEC.

3) Dentro del grupo de antiguos afiliados, ¿qué grupo de edad es el más apegado a los objetivos de la Unión y a qué cree que se debe?

Creo que cada ex alumno tiene, según su edad, una razón diferente para estar vinculado a la UNIÓN. Los graduados más jóvenes se benefician de nuestro programa «Union Accueil», que apoya su llegada a la universidad en Francia (ayuda para encontrar alojamiento, abrir una cuenta bancaria, orientar sus estudios). Para los jóvenes graduados, nuestra red de antiguos alumnos les ayuda a encontrar unas prácticas, un trabajo o, al menos, les proporciona asesoramiento. Y para los que están en la vida laboral o jubilados… debo decir que hay un sentimiento generalizado entre los sindicalistas de que es en nuestras escuelas donde vivimos nuestros mejores años de estudio, es en nuestros edificios donde recibimos nuestra educación y valores más importantes: volvemos a nuestras escuelas y a nuestros compañeros. Así es como los unionistas encuentran inevitablemente a otros unionistas en nuestros encuentros, con los que podrán encontrar este mismo espíritu, más allá de las diferencias de escuelas o de generaciones.

4) Con una población mayoritariamente islámica, ¿cómo vive y da testimonio de su fe un grupo de antiguos alumnos de una escuela católica?@Tercero

Hay que tener en cuenta que nuestras escuelas tienen una gran mayoría de musulmanes. ¡Recuerdo que en 1985, tuve una clase de catecismo individualizada porque era el único cristiano en mi clase de 40 alumnos! Lejos de preocuparnos, es sobre todo un magnífico ejemplo que nuestros establecimientos congregacionales están dando en un país de más de 80 millones de habitantes, que históricamente ha visto florecer en sus tierras varias civilizaciones y que siempre ha vivido en un contexto multirreligioso. La particularidad de nuestras escuelas es que acogen, bajo la estatua de nuestros «santos» y la bandera francesa, a jóvenes de distintas confesiones; las familias están siempre tan dispuestas a matricular a sus hijos en nuestras escuelas que admiten a los alumnos por oposición. Esta mezcla multicultural es natural y se experimenta a diario sin que se produzcan choques. Cuando pensamos en los grandes males de nuestro mundo causados por las tensiones interreligiosas, nuestras escuelas son ejemplos vivos de que, con tolerancia y apertura a los demás, la «convivencia» es posible e incluso estimulante. Utilizando el título de una exposición que organizamos en París, en el ayuntamiento del 6º distrito (plaza de Saint-Sulpice), nuestras escuelas son «raíces para el futuro»: nos enseñan esos valores del humanismo que son tan importantes para entender el mundo de hoy y ayudar a formarlo.